jueves, 22 de marzo de 2007

“Me enorgullezco de ser marxista”, dice el Padre Camilo, cura en las FARC-EP


ENTREVISTA DESDE LA SELVA COLOMBIANA EN MARZO DEL 1998 CON EL PADRE CAMILO LÓPEZ:

POR DICK EMANUELSSON

SELVAS DEL SUR DE COLOMBIA / MARZO 1998 / En el mes de febrero de 1998, el sacerdote Manuel Pérez falleció. ”El Cura Pérez”, como le llamaban, era el indiscutible Comandante en jefe del movimiento guerrillero de ELN. Mucha gente que desconoce el conflicto interno y armado de Colombia, se sorprendieron por el hecho de que había un cura que dirigía los guerrilleros.

Durante una gira periodística por las zonas guerrilleras de las FARC-EP los primeros meses del 1998, el periodista sueco DICK EMANUELSSON entrevistó al Padre Camilo, cura activo y integrante de la Comisión Internacional de las FARC-EP, entrevista para hacer a conocer otra cara de la insurgencia colombiana no tan conocida.

* * *

D.E: Padre Camilo, Usted ha sido sacerdote desde 1975. ¿Cuál fue el motivo por el cual se decidió a ser cura?

Padre Camilo (P.C): Yo ingresé al Seminario, más que todo, por qué quería estudiar, Yo soy campesino. Neto de origen campesino. Recuerdo que mi papá decía, cuando yo era pequeño, que mi voz era muy clara y como soy muy aficionado a la lectura, entonces se me facilitó mucho el estudio y la conversación.

D.E: ¿Su padre lo estimuló mucho entonces?

P.C: Mi padre me estimuló mucho a estudiar y a rezar. (Risas) Por qué él era muy creyente. Un creyente fervoroso impresionante. Entonces ingresé al Seminario por qué tenía un tío sacerdote. Que era el hermano mayor de mi padre. El me costeó la carrera, Y aproveché para estudiar aunque no tenía una visión muy clara de lo que era un sacerdote ya que era un niño muy pequeño de 13 años. Pero fui dejándome absorber, dejándome llevar por ésa corriente y definitivamente seguí la carrera porque veía que era importante que se pudiera ayudar a la gente. Y pese a ver allí actitudes represivas injustas y retardarais que se ven allí en la Iglesia, yo logré mantenerme bastante tiempo como sacerdote en la vida legal.

D.E: ¿No fue tan fácil la vida en el seminario?

P.C: Bueno pues allí, como se dice, uno se las arregla. Pero era difícil, ya que en el tiempo que yo estuve eso era como un claustro, terrible, sobre todo porque no era un claustro físico para mí sino un claustro social.

D.E: ¿Fantasía?

- No tanto fantasía, sino, que por ejemplo, me prohibían fumar, no tomar una cerveza con mis compañeros de escuela, ni mirarlos siquiera y mucho menos a las muchachas, .

Yo salía de vacaciones un mes a la casa y era a trabajar y no podía sentarme con los muchachos a conversar como es normal, porque era seminarista. Eso es una castración social.

D.E: ¿Tu papá te vigilaba?

P.C: Permanentemente. ; Mi papá, mi mamá. Todos me vigilaban por qué yo era un seminarista y eso crea un lastre psicológico.

La importancia de Camilo Torres

D.E: ¿Cuál era la situación política y la posición de la Iglesia en ésa época?

P.C: - Eran los años setenta. Se da lo del Sacerdote Camilo Torres, Se da lo del Vaticano II, se da la Declaración de Medellín. Pero a nosotros eso se nos daba a cuentas gotas para que no pudiésemos abrir los ojos. Por ejemplo se nos ocultó todo lo referente a Camilo Torres en el Seminario. No se nos dejaba ver la prensa escrita, ni nos permitían ver televisión. Las formas que utilizábamos para informarnos, como recortes de prensa, que hablaba de Camilo Torres o cuando nos encontraban escuchando noticias, nos castigaban ahí mismo. Y lo expulsaban porque lo acusaban de estar comprometido. Lo de la famosa Conferencia Episcopal del SELAM, en Medellín, sólo lo viene a asimilar cuando estaba en la materia de filosofía. Bueno y era una fuerte discusión porque la Conferencia de Medellín, no había sido inspirada por el espíritu santo! Y Bueno, eso se basó en la realidad, era algo muy concreto que despertó revuelo en la misma Iglesia. Pero han ido recogiendo la cabuya. Y eso ha sido una pérdida muy grande. Entonces tenemos en Colombia la Iglesia más conservadora y Frente a eso Camilo Torres SIGUE SIENDO un prototipo de hombre.

D.E: - ¿Qué significó entonces, Camilo Torres para Usted?

P C. Bueno, Camilo significó muchísimo para mi. Camilo es todo un conjunto de potencialidades a realizar. Cuando ya comencé yo a entender lo del Frente Unido, la lucha de Camilo en la Universidad se convence uno entonces que ése es un hombre especial. Y entonces me dijo, aquí hay que hacer, algo, hay que ir buscando. Y cuando ya comencé a ejercer como sacerdote iniciamos un trabajo de base, con las comunidades, con los jóvenes, con los campesinos, los indígenas y con los pobres, eso me hizo entender mucho más a Camilo.

D.E: ¿Fue prácticamente como un guía?

P.C: - Claro. Y sigue siendo un guía. Camilo no ha muerto. No sólo par los sacerdotes. Para el cristiano normal Camilo tiene un mensaje muy grande todavía.

”Los revolucionarios es el mismo diablo con cola!”

D.E: Usted fue ordenado en el año 75. ¿Es decir su estudio se realizó a la par con el surgimiento del Movimiento Guerrillero en Colombia a partir del 1964?

P.C: En el 64 yo estaba en 5o. de primaria y políticamente era un bisoño absoluto! Un niño tabla rasa! En el Seminario no nos dejaban conocer nada de la política colombiana, y todo lo que representaba las nuevas ideas. Se decía que "Es que los revolucionarios es el mismo diablo con cola! y por tanto ni se menciona ni se deja leer. No hay el menor vestigio de posibilidad de que uno pueda estudiar y acercarse a la realidad de los exponentes del movimiento.

D.E: ¿En el año 75, cuando te ordenas y empiezas a ejercer en la parroquia tienes ésas posibilidades?

P.C: Cuando yo me ordeno como sacerdote, empiezo en una Parroquia propia, con autonomía y luego estoy en varias parroquias., moviéndome en las diócesis y en una Arquidiócesis trabajando sobretodo con la juventud, pero ése trabajo que hacíamos en equipo con varios sacerdotes de los cuales yo era uno de los dirigentes, fue un trabajo tan avanzado que hasta la misma Iglesia después lo recogió y entonces el gobierno buscó acabar no con el trabajo en sí sino con los agentes que desarrollábamos algún trabajo.

D.E: Para el Gobierno Usted empezó a ser un Cura peligroso? P.C Mas que peligroso, subversivo! Eso me comprometió seriamente a entender con mucha velocidad que uno sirve vivo. Es una lógica. Que un pueblo no necesita mártires sino hombres que de una u otra manera estén vivos. No importa el lugar adónde se esté luchando, sino que se esté luchando vivo! Que se esté muerto no reza ni un padrenuestro. Yo comprendí eso muy rápido y me afilié en la Guerrilla ya que me empezaron hacer varios atentados, buscando formas para asesinarme, en los departamentos de Huila, Tolima, adónde la violencia militar asesinó a varios conocidos. Y salí también a conocer y moverme por todo el país.

«Incorporándose a la guerrilla!"»

D.E: ¿Ahora son departamentos también de presencia guerrillera?

PC. Si, departamentos con una presencia guerrillera indiscutible. No sólo con una influencia indiscutible sino que en éstos departamentos del sur que se ha convertido en una realidad social que ya no tiene retorno.

D.E: Del año 1975 al -83 estuvo Usted trabajando como sacerdote en parroquias y las comunidades. ¿Luego ingresó a la guerrilla?

P.C: Si, el 6 de julio de 1983 exactamente ingresé a la Guerrilla, pues ya no podía aguantar más la persecución y las amenazas y entonces hubo una decisión. Era una decisión nueva que más que eso era una opción y las opciones no se piensan, se hacen. En un país como Colombia, si Usted no toma esa opción, si no la ejecuta a Usted lo matan. Yo prefiero estar vivo!

D.E: ¿Porque ingresa a las FARC y no a ELN al que ingresó Camilo Torres?

P.C: Por qué yo hice un estudio previo. Yo me senté con otros amigos a discutir sobre mi ingreso a la guerrilla y estudiamos todos los movimientos guerrilleros. Y el Movimiento que más me dio luces, que más me reflejó madurez, sensatez, caminos ciertos, y que entendí como algo que en verdad sí está en serio fueron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC. Efectivamente ingresé a las FARC de una manera muy sencilla fui colaborador antes de ser guerrillero, apoyando algunos Frentes Guerrilleros, coordinando movimientos campesinos, movilizaciones de campesinos. Llevando cosas, comida desde la parroquia, camiones repletos.

”En Colombia ya no hay donde enterrar gente”

En el fondo los guerrilleros, cuando yo los conocí, ellos ya me conocían a mí y tenían buena información, sabían quien era. Y Cuando llegué a un Frente me dijeron “Padre, Usted es mejor que se quede, por que si se va, por mucho lo dejarán vivo unos ocho días más”.

D.E: ¿Cómo?

P.C: Ellos sabían que habían muchos planes para matarme afuera. Yo había ido a dejar unos remedios, unos medicamentos. Ellos estaban muy bien informados y me lo dijeron todo. "Como te estimamos mucho te aconsejamos que te quedes" Consideramos prudente quedarme un tiempo a ver si las cosas pintaban después bien para regresar a la parroquia. Pero resulta que me fui amañando y me quedé!

D.E: ¿Y hasta ahora? ¿Cuantos años?

P.C: Prácticamente llevo 14 años. La Idea de ingresar en las FARC, es toda una opción real y yo creo que hay que hacerla. No solamente como sacerdote sino tantos miles de revolucionarios que han sido asesinados. Mira a mi me da mucho dolor. En Colombia ya no hay dónde enterrar gente. No tenemos adónde albergar tanto dolor. A uno se le pone la sangre como brava, cuando mira todo el sacrificio que hemos dado.

D.E: ¿No representó una contradicción filosófica haber ingresado a un movimiento revolucionario que se basa en el marxismo-leninismo?

P.C: Mira, que yo sufrí un proceso ideológico que nunca esperé. De rezar el Breviario, a estudiar el Capital! Y creo que estudie el breviario, mejor escrito en el Capital, y me enorgullezco de ser marxista, no de haber rezado el breviario. Por sólo rezar el breviario no sirve. Hay que actuar. Por eso procuro ser un estudioso del pensamiento de éstos grandes clásicos de la humanidad. No sólo del marxismo, por qué tampoco hay que encasillar a Marx en el Marxismo. Ni a Lenin en el marxismo. Ni a la experiencia socialista en ésos países. Sino que es una experiencia de la Humanidad.

«El marxismo es para toda la humanidad»

En ésas luces de éstos grandes hombres están las ideas madres, no del socialismo, sino de toda la humanidad que en su inmensa mayoría de 5 mil medio millones de seres que hay pasa por necesidades materiales. Entonces lo que han dicho estos hombres no es para los que estudian marxismo, es para toda la humanidad. Lo que nos decimos como revolucionarios es que esas son las ideas madres de Humanidad futura. Allí está el planteamiento.

D.E: ¿Entonces no hay ninguna contradicción filosófica?

P.C: No. Porque si uno busca la igualdad social, la justicia, la fraternidad, la solidaridad, el amor entre nosotros, el respeto a la vida entre nosotros, eso forma parte de la concepción cristiana. Entonces no hay ningún problema. Ahora que hay una discusión filosófica, pues yo digo, ésa discusión hagámosla cuando nos tomemos el poder. Después de que nos tomemos el poder. Por ahora trabajemos para tomarnos el poder. Y eso se peleando. No hay más.

D.E: ¿Cómo fue recibido en las filas de las FARC por los dirigentes, por los jefes militares?

P.C: Muy interesante la pregunta! Yo me considero un afortunado en las FARC. No un privilegiado! Porque mi vida de guerrillero la he pasado al lado de la dirigencia máxima. Por mi capacidad un poquito, por mi destreza en la redacción, en el trabajo, en la mecanografía, en todo lo que tiene que ver con el proceso intelectual de un cuadro de ésa altura, de ésa dimensión como un Manuel Marulanda (Comandante en Jefe de las FARC- EP, nota del redactor), como un Jacobo Arenas, un Alfonso Cano, un Raúl Reyes, un Timo. Es gente que, es altruista y que son los compañeros del Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC.

D.E: ¿Me imagino que Jacobo Arenas, considerado como principal ideólogo de las FARC, se pasaba discutiendo muchas cosas y muchos temas con Usted?

P.C: Nosotros intercambiábamos bastantes cosas, porque yo fui su secretario privado durante muchos años y recuerdo anécdotas muy curiosas. Una vez me pasó una hoja pequeña, escrita solamente hasta la mitad pero era a un documento tan denso, tan profundo que en lugar de copiarlo, de sacarlo en limpio en máquina, yo me quedé estudiándolo, pero frase a frase, y se me fue la noción del tiempo, porque como le dije, yo políticamente era un neófito. Y yo estúdielo, léalo, cuando el camarada Jacobo fue a pedirme el trabajo ya pasado a máquina, yo estaba con la vista fija sobre el trabajo y no levantaba cabeza. Y ya había pasado más de una hora! El vino porque lo necesitaba con urgencia! Entonces me dice: " Camilo qué pasó?.".! Y yo muy sorprendido le dije: Ay! hum, disculpe camarada, yo no he podido escribir eso, porque apenas lo estoy estudiando! E inmediatamente lo escribí. Y le dije luego, Camarada sobre éste documento yo quiero que hablemos y me dijo, "A la noche". Vino luego y ahí, al calor de un brandy, en un clima muy frío sobre un terreno de 3,200 metros de altura, comenzó a explicarme la política más profunda que yo haya podido escuchar. El era como una cascada.

D.E: ¿Se halló como en otro mundo?

P.C: Lógico. El mundo de la fe. Pero la fe de lo conocido que no es hablar cháchara, que no es hablar carreta, sino que a partir de la realidad instruye a la gente en su propia realidad. Y eso en el fondo es una función revolucionaria. Y lo hace uno con una inmensa ternura, con un profundo afecto con un cariño. Tal vez Usted se ha podido dar cuenta. Como la guerrillerada esa es una sola familia, un sólo hogar, todos hermanos ahí, Funcionamos como un hogar y en todo hogar verdadero hay amor, hay cariño, hay comprensión, hay danzas, hay coplas, hay rajaleñas, hay trova, hay alegría, hay trabajo, hay preparación militar, preparación política. Con una a visión de poder.

No participa en combates

D.E: Y hay también combates con el enemigo. ¿Usted participa?

P.C: Yo recibí una orden directa del camarada de no participar en combates directos con el enemigo. Porque él me decía que no era mi puesto. Porque en un Ejército revolucionario en un movimiento revolucionario, se procura que las personas trabajen, según sus capacidades, y sus posibilidades y sus destrezas. Yo como sacerdote no sé disparar. Pero si en casos extremos es necesario entonces hay que prepararse.

D.E: ¿Y en caso de una emboscada, si son sorprendidos?

P.C: Es uno de los casos, que dijo el Comandante que podría actuar si fuese sorprendido. De lo contrario Usted no debe participar directamente en la línea de fuego. Puede ayudar a trasladar enfermos, ayudar a curar heridos, a buscar alguno que se perdió, irlo a buscar, llevar comida a asistir. Por qué es que no sólo pela el que tiene el fusil en la línea de fuego. El combate es el desarrollo de un conjunto de acontecimientos políticos militares que se suceden en el tiempo y en el espacio, en función de la revolución, como en el ataque a Casa Verde.

¡Ataque del enemigo!

D.E: El mismo día de elecciones de la Constituyente Gaviria ordenó atacar al Secretariado de las FARC en la Uribe (la base guerrillera central).¿Usted estaba allí?

P.C: Si, a las ocho de la mañana. Cuando sentimos fue el avión. Yo estaba extendiendo la ropa mía de camuflado. Cuando la alarma! ¡”A las trincheras”! Y eso era como los conejos corriendo, por qué sabíamos que se venía un bombardeo del carajo! fue impresionante ver el tipo de bombas que utilizaron allá. Bombas de destrucción masiva que derribaban montañas de arboles de una vez. La trinchera nos salvó mucho. Fue una pelea dura de tres meses. Eso fue con todos los fierros! Todos los aviones viejos que tenía el gobierno colombiano, los enviaron a destruir todo. También los mirages, los zafiro, y otros aviones. Eso asusta bastante, pero cuando ya uno se acostumbra al ruidito, controla uno los nervios y entonces uno se dedica a sacar adelante las tareas.

D.E: ¿Se siente miedo? ¿Se puso a rezar?

P.C: ¡Lógico!, claro que se siente miedo. ¿Rezar? Una vez me dijeron que si yo rezaba antes de los combates y les dije que cuando hay operativos está uno tan ocupado, ¡que yo mando a la secretariado a que rece por mí!

El papel del Papa

D.E: Estamos, como Usted dice aquí, en la Gran Familia Guerrillera. Aquí, un lugar para los enamorados, las parejas, pero también hay un reglamento, se controla la natalidad. El Vaticano por su lado prohibe el aborto y el uso de dispositivo intrauterino. ¿Cual es su opinión sobre esto?

P.C: Estamos en guerra. El Vaticano, de pronto sabe de guerra, pero no es consecuente con su concepción. Por qué el Papa participó en la segunda guerra mundial, y, el Papa sabe que es matar, y el Papa sabe que es morir millones de personas en el mundo. No es que el Papa no sepa. Ahora el problema no es de hablar. El problema es de hacer.

Si uno quiere evitar una guerra tiene que buscar es la raíz del problema que genera la confrontación y no hablar de las consecuencias de la confrontación en sí. Todo lo que acontece en un país que tiene un conflicto interno tiene que analizarse es a partir del conflicto, de su raíces. Y si queremos en Colombia superar el conflicto, si queremos en Colombia superar la confrontación clasista que se da, no superarla para que queden la contradicción, sino para establecer una Nueva Sociedad que borre por siempre los orígenes de la violencia, que nació aquí desde 1928, con la masacre de las Bananeras que hizo el Gobierno colombiano, asesorados y apoyados por la CIA y que hasta ahora sigue masacrando al pueblo colombiano, entonces yo no me puedo quedar en cosas pequeñas, no me puedo dedicar a que un hombre es casado o no a que haga o no el amor. No me puedo quedar en que si un disposito intrauterino es pecado o no! Que si un condón es éticamente moral, cuando lo que si debe ser éticamente moral, es que ésas personas sean revolucionaras! Esa es la esencia de la ética, de la moral.

Como decía Camilo Torres "Ser cristiano es ser revolucionario"!

Las pequeñas cosas que suceden, por qué no hay educación, por qué hay miseria, por qué hay injusticia, por qué no hay una nueva sociedad, esas son las cosas que debe analizar un Papa, un obispo, un sacerdote. Es como dar palos de ciegos sobre una realidad cada día más impresionante. Entonces en la guerrilla, eso no nos forma problema. Aquí lo que nosotros tenemos que tomar en serio, es agarra nuestro planteamiento definirlo como lo hemos hecho e irlo construyendo. Porque nosotros sabemos que la historia no ha acabado. Y Hoy precisamente en Colombia más de 15 obispos dicen refiriéndose a la guerrilla y muchos sacerdotes en el país, le dicen a la gente "aquí hay que hacer lo que propone la guerrilla por qué ésa gente es buena. Y si esos sacerdotes dicen que hay que ayudar, proteger entender a la guerrilla, pues están haciendo el papel de Moisés que en el libro del éxodo nos muestra a un Moisés valiente y no con báculo.

La visita del Papa en cuba

D.E: ¿Qué le parece la visita del Papa a Cuba y de los reportajes sensacionalistas?

P.C: Curiosa. Yo creo que el Papa ahí se juntaron por un tiempito dos estadistas. Sobre todo que el Papa se encontró con un toro! Un caballo le dicen allá. Fidel es un estadista de talla mundial. El que niegue eso esta loco, esta fuera del tiesto. Y obvio que Fidel es un hombre de principios. Es un convencido de lo que dice y de lo que hace. El Papa a su vez es un convencido de lo que dice y sabe por qué lo hace. Más yo no estoy muy convencido de que él esté muy convencido de lo que hace.

D.E: ¿Piensa que el Papa venía a abrir a Cuba a un proceso de contrarrevolución como hizo con Polonia?

P.C: Yo no alcanzo a afirmar eso y necesitaría más elementos. Pero me parece que yo en el fondo lo que veo es que el Papa se sintió utilizado, en relación con los países del este de Europa. Yo creo que al Papa lo utilizaron. Por qué un Papa que es víctima de atentados, que lo han ido moldeando para que le de un giro a las cosas hacia el capitalismo, un Papa que viniendo de un país socialista hubiera podido hacer una labor excepcional por la Humanidad, sencillamente por venir de un país socialista.

El Papa está rodeado de un círculo de víboras

D.E: ¿Cree que en la visita a Cuba, el Papa fue ingenuo políticamente?

P.C: No, no creo que el Papa sea ingenuo, sino que sus asesores lo aprovecharon. Yo me imagino por ejemplo a un López Trujillo, el cardenal colombiano allá, que un sátrapa. Y como él habrá mucha gente. El Papa entonces está rodeado de un círculo de víboras, de víboras bravas. El Papa es parte de una institución monolítica y como tal es un preso de ésta institución Si el Papa hubiese dicho que en socialismo hay buenas, como en el capitalismo hay cosas malas, pero no puede por qué también es un preso del capitalismo.

Es preso de ésa situación y no es ni mucho menos un Moisés. Si dice algo contra el Neoliberalismo, no dice que los cristianos tenemos que luchar contra el neoliberalismo por qué en el fondo es una política criminal. Y la Iglesia tiene que estar contra el crimen de cualquier tipo: Esa es la realidad.

D.E: ¿Y en Colombia se cometen muchos crímenes?

P.C: Hay miles de asesinatos y se cometen a diario por motivos políticos. Por eso en Colombia la consigna que se debe escribir en todas las paredes es la siguiente, y que espero que por allá en Suecia la escriban: "De la montaña se sale, de la tumba no!". Es una frase que resume la situación política colombiana. Porque aquí en Colombia el establecimiento simplemente mata! No tiene otra salida el sistema, el régimen político ni la burguesía para sostenerse en el poder que no sea matando. Es la única alternativa que le queda, incrementar la guerra y para ganar la guerra tiene que matar a la gente indefensa con masacres, con desapariciones con torturas, con intimidaciones y persecuciones y además de eso el otro tipo de violencia que es la económica. El fenómeno que está generando desempleo, falta de techo, de tierra, de educación, de salud, de servicios públicos, de asistencia técnica al campesino. No, no, no, eso no tiene perdón de Dios. Entonces como ponerse uno a rezar! No es a luchar!

"Nos hemos acercado ya a 40 kilómetros de Bogota"

D.E: Luego del ataque a Casa Verde en el 90, ¿cuál ha sido el desarrollo político y militar de las FARC?

P.C: Ascendente, ascendente, es decir, hemos ido desde Casa Verde que era allá en las profundidades de la selva de la Uribe, nos hemos acercado ya a 40 kilómetros de Bogotá, la capital. Casa Verde se trasladó para los grandes centros! La gente del pueblo colombiano está entendiendo. La guerrilla como todos lo saben pelea hábilmente en las cercanías de las grandes ciudades. El pueblo está entendiendo que las FARC han nacido por algo y para algo! Ese por algo es el Pueblo Colombiano.

D.E: Vemos que hay un crecimiento impresionante, sobre todo con jóvenes.

P.C: Es que no hay otra alternativa. Un muchacho que no puede estudiar, o que es campesino y no tiene tierra, que no puede tener un crédito, que su papá es pobre nació pobre con la familia pobre y sigue siendo pobre y va a morir pobre. Entonces son muchachos que entienden que la vida no tiene por qué ser así, que quieren hacer para cambiar, entonces ese algo no es otro que ingresar a la guerrilla, para buscar una nueva sociedad. Así el trabajo del movimiento guerrillero es crear conciencia. En la sociedad colombiana, convertirse como en el motor del pueblo. Si Usted tiene la posibilidad de ir a los Frentes, se dará cuenta que al Comandante del Frente, le consulta la señora, el esposo, los hijos, le consultan las autoridades, los concejales, que es eso? Un poder que se va creando, Qué nos falta? El Poder Central.

D.E: ¿En ése camino van las FARC?

P.C: Lógico. De lo contrario no se podría decir que somos opción. Nuestro planteamiento indiscutiblemente es Tomar el Poder. Y Con el Pueblo en Armas construir un Nuevo Estado, Un nuevo gobierno y crear unas nuevas instituciones. Porque el pueblo se está cansando, de aguantar y eso tiene que reventar en algo.

La teología de la liberación

D.E: La teología De la Liberación despertó mucho interés, ¿en qué ha quedado?

P.C: Fue una gran revolución dentro de la Iglesia, y logró avanzar en el esclarecimiento y compromiso de muchos sacerdotes y prelados. Pero así mismo la Casta dominante en la Iglesia, las viejas estructuras y la Burguesía inteligentemente la han reprimido. Es sabido la persecución y atentados y asesinatos de sacerdotes y obispos que participaron junto al pueblo. Como la persecución por citar un ejemplo contra un gran teólogo Leonardo Boff, brasileño, una eminencia mundial en teología. Me parece que lo que acontece es que la Iglesia, mata al tigre y se asusta con el cuero!

La Iglesia desarrolla todo el movimiento de Comunidades de Base. Cuando las Comunidades se dan cuenta que el hambre no se soluciona solamente rezando, que el alcantarillado no se consigue solamente clamando "Alabado sea Jehová " que la gente ve que el puesto de salud no se construye solamente con una romería. Dice entonces "No! aquí hay que meterle un ingrediente, que es la lucha política". Y hasta ahí va la Iglesia, por qué la Jerarquía comienza a sacarle la mano a ése proceso popular. Porque no es consecuente, por qué el fenómeno de clase también se genera en ésa Institución llamada Iglesia. No ves que los obispos viven bien, comen bien, tienen buenas casas. Son poder y como tal están a lado de poder dominante. Eso no es fácil, allí se da también la lucha de clases.

Ahora eso ha afectado terriblemente. Como dice Fidel Castro, hay que contar con los cristianos para la revolución en América Latina. Y eso es cierto. Pero resulta que ese cristiano no tiene mayor preparación. Ese cristiano no está tan preocupado por rezar por creer o no en la iglesia, si va a misa o no. A él lo preocupa es como consigue para el arriendo, como consigue que el niño no se le quede sin estudio, como llevarlo al médico. Han cambiado las preocupaciones religiosas por las preocupaciones materiales.

Eso es muy importante, pero a eso la Iglesia no le jala. Porque si el pueblo despierta, pasará lo mismo del éxodo. Es un pueblo que se le va de las manos al Faraón, como sea. Entonces se le irá de las manos a los imperialistas norteamericanos, cuando los cristianos despierten. Lo importante entonces no es creer o no en Dios, o pensar que el alma es mortal o que es inmortal. Lo importantes es descubrir que el hambre si es mortal. Aquí en América Latina se están muriendo un millón de niños menores de 5 años de hambre. No es hora - como decía Camilo, de sentarse en un Café a hablar de la virgen. No es la hora de levantarse y empezar a luchar.

Recuerdo una vez que estaba confesando una gran cantidad de jóvenes. Unos 800 jóvenes y conversando con mí, y me dije no, eso no es posible, ponerme a confesar a todos éstos muérganos! Y me senté con ellos en la Iglesia y les dije. 'Mire muchachos, el único pecado de nosotros incluyéndome yo es: No Ser revolucionarios! vayan para la casa y que Dios los bendiga! Así fue la confección!'

D.E: Una última pregunta, padre: ¿Cual sería su mensaje a los cristianos y no cristianos que en Suecia y el Mundo pueden escuchar o leer esta conversación sobre la situación en Colombia?

P.C: No habrá descanso mientras haya bala y haya en el enemigo sed de sangre. No habrá temor en los guerrilleros mientras estén en su sitio los pantalones y hayan en la mente ideales, para seguir la lucha.